Si no es memorable, ¿es realmente marketing de contenidos?

Se habla mucho sobre el marketing de contenidos. “Content is King” , se lee por todos lados.

¿Qué es el marketing de contenidos?

El marketing de contenidos forma parte del Inbound Marketing y es el arte de entender exactamente qué necesitan saber sus clientes y entregárselo de forma pertinente y convincente (Pulizzi & Kranz, 2011). Según Raúl García (Digital Marketing manager de Bilnea), consiste en crear y distribuir contenido relevante para clientes y potenciales clientes con el objetivo de atraerlos hacia la empresa y conectar con ellos. Esto quiere decir que No es contenido promocional , sino un contenido útil y relevante para el consumidor/cliente y también para la empresa, que debe ser provisto mediante formatos adecuados.

No está siendo memorable

De acuerdo a una encuesta realizada en el reino unido, la mayoría de personas no recuerda la información que ha visto.

Según emarketer, los marketeros están invirtiendo fuertemente en el marketing de contenidos, pero sus esfuerzos no se ven reflejados, pues no son memorables para las personas que lo ven.

Un estudio realizado en abril del 2017 a usuarios de Internet en el Reino Unido, por la compañía de software Prezi y Censuswide, encontró que ocho de cada 10 encuestados olvidaron el contenido de marca que habían visto sólo tres días antes.

Es más, aproximadamente la mitad no podía recordar un solo detalle al respecto.

¿Cómo se puede mejorar?

Sin embargo, hay atributos que pueden ayudar a los consumidores a recordar el contenido que ven, y que no son nada sorprendentes.

Aproximadamente una cuarta parte de los encuestados afirmó que si veían contenido que les dijera algo nuevo o que les enseñara algo nuevo, eso les ayudaría a recordar mejor.

También dijeron que sería más memorable si ven contenido que inspire, entretenga o incluso les genere conmoción.

Según otro estudio de Millward Brown realizado en 2016, el contenido proveniente de eventos y celebridades puede también ser muy atractivo.

De otro lado, es más probable que el contenido atraiga a los usuarios de Internet adolescentes que a los más viejos.