MARKETING DIGITAL, MÁS ALLÁ DE LAS REDES

Uno de los grandes desafíos modernos es conectar con los avances del mundo digital. En las dos últimas décadas se han transformado las costumbres de millones de personas por el uso de la red: en 2011 el 28.7% de la población mundial utilizaba internet, mientras que en 2007 era sólo el 16%. Además, en la última década el incremento medio de uso fue de un 45%[1], lo que ha impactado muchos ámbitos no sólo sociales sino organizacionales como: la toma de decisiones empresariales, la economía, la expresión de identidad, el ocio, la educación, el aprendizaje y el manejo de la información.

En el marketing digital mucho se juzga desde el desconocimiento, como el pensar que el concepto de lograr viralidad, interacción o activación de compras es cuestión de ser visualmente atractivos y tener un público cautivo. No obstante, la publicación en el momento correcto, en el canal correcto, para la gente correcta con la temática correcta, requiere acciones estratégicas que van más del uso de las redes sociales. En el marketing digital, se debe contar con previsión, ambición, creación, comprobación y control para lograr el impacto social y económico.

En relación con lo anterior, expondré algunos puntos clave en el marketing digital:

  • Pensar en la disciplina como la consistencia de la acción. Ser constantes en el relacionamiento, con los objetivos y el método para trascender más allá de una temporalidad garantizará mayor efectividad con los consumidores. En el marketing digital los esfuerzos esporádicos, los posts sin objetivos, los contenidos sin análisis de los posibles lectores y las inversiones sin conocimiento del alcance, se pueden quedar dispersos en un entorno digital donde las posibilidades son grandes, pero también los desafíos.
  • Monitorear las acciones de una estrategia frecuentemente. En el marketing digital es necesario, fácil y práctico monitorear diariamente tanto las inversiones como los impactos y corregir la estrategia si estas no están cumpliendo el objetivo trazado. En el marketing existe una planeación, pero cuando se sale a ejecutar se debe y se puede monitorear qué funciona y qué no, ya que el hacer un constante análisis de lo que pasaría si… propicia la constante supervisión de lo que se está ejecutando, optimizando las inversiones, previniendo las crisis y facilitando la toma de decisiones de acuerdo a los cambios de rumbo y tendencias.
  • Reaccionar rápidamente a los cambios digitales no siempre es lo más efectivo. Muchas veces se relaciona al marketing digital con un entorno de inmediatez en donde la rapidez de la respuesta garantizará efectividad. Sin embargo, ese es precisamente un desafío en el mundo digital en donde moverse rápido no es tan importante como el moverse con información y bases sólidas que permitan la toma de decisiones.

[1] Cifras extraídas del texto Infosociabilidad (Del-Fresno-García, 2011, pág. 549)