LA HISTORIA ADECUADA, EL IMPACTO PLANEADO

“¿No fue la escritura durante siglos el reconocimiento de una deuda, la garantía de un intercambio, el sello de una representación? Pero hoy, la escritura se deja ir lentamente hacia el abandono de las deudas burguesas, la perversión, el extremismo del sentido, el texto…” Roland Barthes

Por: Karime Figueroa

El ser humano ha estado fascinado por historias a lo largo del tiempo. En diferentes culturas a través de la palabra (escrita o hablada) se ha manifestado la seducción por esos otros mundos posibles en donde confluye la mente; desde los cuentos sobre los dioses, la biblia, la persuasión como narradora de Scherezada, la recopilación de la guerra en la Ilíada, el trasegar de La Odisea de un viaje, el caminar de un día cotidiano de un hombre en el Blooms day, la reconstrucción de un asesinato A Sangre Fría, el laberinto de Rayuela,  hasta una página que condensa un poema. El poder de una historia transforma y hechiza, y hace que la humanidad vuele a otros mundos y otras vidas a través de ella.

El marketing de contenidos como el arte de comprender qué necesitan saber tus clientes y entregárselo de forma pertinente y convincente, tiene sus bases ancladas en la íntima relación del hombre con el poder narrativo,  y ese poder ha sido usado no sólo para conmovernos y emocionarnos, sino  guiarnos, moldearnos e influenciarnos porque  descubrir al otro, y sobre todo observar como ese otra mira su entorno, permitirá conocer qué tipo de historia espera que le sea contada.

Se podría hacer referencia a los textos que se construyen en un ambiente político y la inocencia se puede evidenciar en el desconocimiento de términos informacionales complejos como es el caso de los proyectos políticos por los cuales tomamos decisiones electorales.  Porque en cada proceso electoral un candidato es una historia con la que conectamos y por la cual votamos.

El mundo de la publicidad y el marketing sigue consistiendo en hacer llegar el mensaje adecuado y crear la historia adecuada. La campaña de Obama ilustra que ayuda mucho saber a dónde dirigir tu mensaje y cuándo lo hagas, saber qué mensaje tendrá connotaciones favorables. Todos sabemos que es importante dirigir la historia correcta a la gente correcta (Akerloft & Shiller, 2016, pág. 128).

Es así, como la herramienta primordial de la narración ha sido inherente a los proyectos de comunicación y mercadeo;  porque la sensibilidad del ser humano por una historia, es mayor que por conocer una estadística impersonal y fría. Las historias logran cercanía y saben cómo abordar la voluntad.

Como espectadores este planteamiento podría ser indignante. Pero, las historias seguirán allí; adaptándose, modificándose, mimetizándose, construyendo expectante el siguiente capítulo. Ahora, conociendo el poder de la narración, la permeación que puede tener una historia y la necesidad del mundo por encontrar relatos donde se sientan representado ¿Qué tipo de historia estás dispuesto a leer y creer?

Bibliografia: Akerloft, G., & Shiller, R. (2016). La Economía de la Manipulación. Planeta. Salmon, C. (2016). / Storytelling, la máquina de fabricar historias y formatear las mentes. Barcelona: Península Atalaya