El Big Data entra en los terrenos de juego

Se habla mucho de la importancia de contar con una buena base de datos, en cualquier ámbito, sobre todo en estos tiempos en que la tecnología está adquiriendo gran poder en cualquiera de los ámbitos. Por ejemplo, si nos detenemos en el sector del ocio y el entretenimiento observamos cómo cada vez más las empresas se aprovechan de las múltiples oportunidades que ofrecen sus usuarios para profundizar más en las relaciones personales con ellos, gracias a la cantidad de datos que éstos ofrecen en cada una de sus actuaciones. Además, es un sector que no ha hecho más que despegar y que augura un gran futuro, por lo que todas las empresas que quieran beneficiarse de este hecho tienen por delante el reto de saber adaptarse.

Y un escenario muy propicio para el ocio son los campos de fútbol donde, gracias a las nuevas tecnologías, se abre una gran oportunidad. Precisamente la pasada semana tenía lugar en Madrid el foro World Football Summit, y en él se habló del modo en que los clubes se relacionan con sus hinchas. Y es que el estadio de fútbol ha pasado a convertirse en un gran activo para fidelizar con los aficionados que domingo tras domingo repiten la misma rutina: acudir a los estadios, ocupar su localidad (bajo una entrada o abono con titular), consumir alimentos o bebidas durante el descanso, etc.

También se habló de la importancia de contar con infraestructuras y equipamientos tecnológicos óptimos y atractivos que ayuden a ‘captar’ a este tipo de clientes, imprescindibles a nivel corporativo. Y es que la implantación de la tecnología en los campos de fútbol puede beneficiar a los clubes en dos vertientes: por un lado ayuda a mejorar la experiencia del aficionado y, por otro lado, ayuda a mejorar el conocimiento que los clubes tienen de sus socios, lo que se conoce como Big Data. Gracias a esta conectividad, los clubes, a través de sus estadios, pueden ofrecer a sus aficionados los productos o servicios que mejor se adapten a sus gustos y necesidades mientras disfrutan de su equipo favorito. Una acción en la que ambos protagonistas se benefician.

Otro de los aspectos también tratados en este foro ha sido el de la interactividad hincha-club. Son muchos los estadios que ya cuentan con Wifi para que sus aficionados puedan estar conectados en todo momento, puedan, por ejemplo, tener acceso a redes sociales donde a través de un hastag se puede ir comentado el partido o compartiendo opinión con otros aficionados, o conocer la alineación de su equipo en el mismo momento en que se publica en los medios de comunicación. Sin embargo esto no parece ser suficiente para muchos expertos que opinan que hay que ir más allá y ofrecer al usuario la posibilidad de llevar la experiencia que el aficionado tiene en el salón de su casa al interior del estadio. Pero, ¿cómo? Este el reto presente de todas las empresas.
http://www.foromarketing.com/big-data-entra-los-terrenos-juego/e