¿CULTURA DIGITAL?

Los avances en la era digital han sido un gran cambio en la cultura actual, lo que lleva a preguntarse si ¿podría llegarse a considerar la era digital como una cultura en la que se han transformado costumbres y comportamientos?

Miguel del Fresno, Doctor en sociología  y Master en sociedad de la información y el conocimiento, plantea en su texto Infosociabilidad que en las dos últimas décadas  se han transformado las costumbres de millones de personas por el uso de la red y el ciberespacio: en 2011 el 28.7% de la población mundial utilizaba internet, mientras que en 2007 era sólo el 16%. Además, en la última década el incremento medio de uso fue de un 45%, lo que según el autor ha impactado muchos ámbitos no sólo sociales sino organizacionales como: la toma de decisiones empresariales, la economía, la expresión de identidad, el ocio, la educación, el aprendizaje y el manejo de la información (Del-Fresno-García, 2011, pág. 549).

El artículo Tsunami digital (Domínguez), publicado en Harvard Deusto Business Review, muestra como en los últimos 5 años el fenómeno de la innovación digital  ha generado importantes cambios en el origen de la innovación; los precios en una sociedad que paga por lo que realmente quiere, transformaciones en el mercado  aboral, el tipo de conocimiento útil y las formas de educación. Estos cambios también los advierten (Hoffman & Novak, pág. 35) en su publicación Las comunicaciones de marketing en la era digital, quienes mencionan como el entorno actual se encuentra frente a  rápida evolución de la red, impulsada por los cambios de la tecnología y una abundante ola de innovación.

Sin duda, esta explosión y proliferación de un mundo con oportunidades digitales ha roto las barreras limítrofes de relacionar el acceso a internet directamente con el poder adquisitivo de una población, y muy por el contrario ha invadido estilos de vida y transformado culturalmente  una generación que encuentra en lo digital una de sus principales características y formas de relacionarse.

Con estos “nuevos” conjuntos de mecanismos de control, planos, recetas, construcciones  se está frente a la metamorfosis de formas simbólicas que han transformado expresiones, acciones y acontecimientos, y que consolidan a lo digital como una cultura, como un motor de cambio en el campo de significación. Un motor en movimiento constante del cual según (Hoffman & Novak) “las empresas no tienen más opción que mantenerse al día o quedarse atrás”.